Fecha relevante


2010 - 2020 Decenio de las Naciones Unidas para los desiertos y la lucha contra la desertificación 2010 – 2020
2011 - 2020 Decenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica 2011 – 2020
2011 - 2020 Tercer Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo 2011 – 2020
2011 - 2020 Decenio de la Seguridad Vial 2011 – 2020
2014 - 2024 Decenio de las Naciones Unidas de la Energía Sostenible para Todos 2014 – 2024
2015 - 2024 Decenio Internacional para los Afrodescendientes 2015 – 2024
2016 - 2025 Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición 2016 – 2025

~ 09 agosto ~ Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Ha llegado el momento de reconocer e impulsar las formas de gobierno y representación de los pueblos indígenas para establecer un diálogo constructivo y el compromiso con las autoridades nacionales e internacionales, los cargos públicos y el sector privado[1].
Declaración conjunta de la Presidenta del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, el Mecanismo de Expertos de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas
2017

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución A/RES/49/214 del 17 de febrero de 1995, declaró el 9 de agosto como El Día internacional de los Pueblos Indígenas[2]. Se eligió esa fecha porque en ese mismo día, pero en 1992, se celebró la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías[3].

La celebración ofrece una oportunidad para reconocer las tradiciones, valores, idiomas y costumbres de los pueblos y comunidades indígenas, así como la aportación que han brindado en el fortalecimiento de las culturas nacionales. También, con la conmemoración de este día, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quiere obtener el mayor respaldo de los gobiernos y todos los sectores de la sociedad para hallar juntos la solución de los problemas con que se enfrentan en esferas tales como los derechos humanos, el medio ambiente, el desarrollo, la educación y la salud[4].

En este sentido, el documento final de la Conferencia Mundial sobre los pueblos indígenas de 2014, invitó a realizar un plan de acción para atenderlos, así como para lograr los objetivos de la citada declaración. Así pues, el referido plan se concentra en las siguientes cuestiones: a) sensibilizar sobre la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las cuestiones indígenas; b) apoyar la aplicación de la Declaración, en particular en el plano nacional; c) apoyar el logro de los derechos de los pueblos indígenas en la aplicación y el examen de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; d) realizar un inventario de las políticas, las normas, las directrices, las actividades, los recursos y las capacidades existentes en el seno de las Naciones Unidas y el sistema multilateral para detectar oportunidades y deficiencias; e) desarrollar las capacidades de los Estados, los pueblos indígenas, la sociedad civil y el personal de las Naciones Unidas a todos los niveles; y f) apoyar la participación de los pueblos indígenas en los procesos que les afectan[5].

Se estima que alrededor del mundo existen más de 5,000 grupos distintos en unos 90 países y que hablan aproximadamente 7,000 lenguas. Los 370 millones de personas indígenas que existen representan menos del 5% de la población mundial, se encuentran en el 15% de los más pobres[6]. En México, durante el año 2015 y de acuerdo al último Censo de Población y Vivienda realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 21.5% del total de la población se auto reconoció como indígena; de esta población el 48.7% son hombres y el 51.3% son mujeres[7].

Los pueblos indígenas siguen sufriendo de racismo, discriminación, desigualdad de acceso a servicios básicos, incluidas la sanidad y la educación. Además, se enfrentan a duelos arduos debido a la pérdida de sus tierras y de los derechos sobre los recursos, que constituyen los pilares centrales de sus medios de vida e identidades culturales. A las mujeres, particularmente, con frecuencia se les excluye de los procesos de toma de decisiones y de los derechos sobre la tierra, y muchas sufren violencia[8].

Las personas y comunidades que se atreven a defender los derechos de los indígenas se encuentran etiquetadas como obstáculos al progreso, fuerzas contra el desarrollo y, en algunos casos, enemigas del Estado o terroristas y, por ello, son perseguidas y algunas pierden hasta la vida[9].

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), creó en 1992 la Coordinación de Asuntos Indígenas, como un área especializada para atender las quejas provenientes de los pueblos y comunidades indígenas. A través de la Cuarta Visitaduría General, se promueve la protección, defensa, promoción y difusión de los derechos humanos de los pueblos indígenas y se impulsan las acciones para fortalecer el respeto a sus derechos, cultura y tradiciones[10].

 

Servicios de acceso restringido: Intranet |  Correo electrónico institucional  |  Carpeta informativa  |  Programas académicos