Fecha relevante


2010 - 2020 Decenio de las Naciones Unidas para los desiertos y la lucha contra la desertificación 2010 – 2020
2011 - 2020 Decenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica 2011 – 2020
2011 - 2020 Tercer Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo 2011 – 2020
2011 - 2020 Decenio de la Seguridad Vial 2011 – 2020
2014 - 2024 Decenio de las Naciones Unidas de la Energía Sostenible para Todos 2014 – 2024
2015 - 2024 Decenio Internacional para los Afrodescendientes 2015 – 2024
2016 - 2025 Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición 2016 – 2025

~ 12 junio ~ Día Mundial contra el Trabajo Infantil

En conflictos y catástrofes, protejamos a los niños del trabajo infantil [1]
Guy Ryder
Director General de la OIT
2017

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), decidió en el año 2002 conmemorar el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, con la finalidad de generar conciencia sobre la magnitud del fenómeno y sumar esfuerzos para erradicarlo. En este sentido, la celebración de esta fecha es una oportunidad para fomentar y coordinar las iniciativas de los gobiernos, las patronales y sindicatos, la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros actores locales, como escuelas y ayuntamientos en favor de estos propósitos[2].

Se estima, de acuerdo con datos recabados por la OIT en el 2016, que en el mundo existen alrededor de 152 millones de niños –64 millones niñas y 88 millones de niños- en situación de trabajo infantil. Lo anterior, quiere decir que aproximadamente 1 de cada 10 niños padece de esto. De ellos, 73 millones realizan trabajos peligrosos que ponen en riesgo de manera directa su salud, seguridad o moralidad y 4.3 millones realizan trabajo forzoso[3].

El trabajo infantil no solamente pone en riesgo a los menores de edad, sino que también representa una violación al derecho internacional y a las legislaciones nacionales. De tal forma que, puede ser clasificado en tres categorías:

  • Las formas incuestionablemente peores de trabajo infantil, que internacionalmente se definen como esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución y pornografía, y otras actividades ilícitas.
  • Un trabajo realizado por un niño que no alcanza la edad mínima especificada para ese tipo de trabajo (según determine la legislación nacional, de acuerdo con normas internacionalmente aceptadas), y que, por consiguiente, impida probablemente la educación y el pleno desarrollo del niño.
  • Un trabajo que ponga en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, y que se denomina “trabajo peligroso”[4]

Al respecto, el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), guiado por los principios consagrados en el Convenio número 138 sobre la edad mínima y el Convenio número 182 sobre las peores formas de trabajo infantil de la OIT, trabaja para alcanzar la abolición efectiva del trabajo infantil[5].

Aunado a ello, cabe destacar que, en virtud de la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que las Naciones Unidas definieron para el año 2030, todos los países se han comprometido a eliminar todas las formas de trabajo infantil para 2025. En consecuencia, por arduas y complejas que sean las circunstancias, no debemos permitir que ningún niño quede excluido[6].

Servicios de acceso restringido: Intranet |  Correo electrónico institucional  |  Carpeta informativa  |  Programas académicos